Lic. Oscar Leonel Márquez.
Abogado de la República de El Salvador.
e-mail principal:olmarquez_prog@hotmail.com
BUFETE JURIDICO: San Salvador, 87 Avenida Norte, Fontainebleau Plaza, Edificio "C", 2do Nivel / Teléfonos: 2533-0336, Fax: 2264-1004

Digg  Sphinn  del.icio.us  Facebook  Mixx  Google  BlinkList  Furl  Live  Ma.gnolia  Netvouz  NewsVine  Pownce  Propeller  Reddit  Simpy  Slashdot  Spurl  StumbleUpon  TailRank  Technorati  TwitThis  YahooMyWeb
 

Abogacía y Notariado

 

Historia de la abogacia

En cuanto a los antecedentes históricos, tenemos que no existe uniformidad en torno al origen de los abogados. Algunos historiadores sostienen que en las antiguas culturas como la egipcia y babilónica no era conocida esta figura, sino que esto sucedió hasta la aparición de la ciudad-estado ateniense, en donde no obstante que los ciudadanos defendían sus causas, existía el llamado orador-escritor, que era la persona que le preparaba el discurso para su defensa. Situación que con el paso del tiempo se hizo popular, principalmente por el aumento de los litigios, lo que propició que quienes realizaban esta actividad empezaron a operar como defensores.

Hay indicios históricos que sostienen que fue en Roma en donde por primera vez se desarrolló en forma plena la profesión de abogado, en forma sistemática y socialmente organizada. Por lo cual la palabra abogado proviene del vocablo latino advocatus, que significa llamado, ya que entre los romanos se llamaba así a quienes conocían de leyes para el socorro y la ayuda.

También fue en Roma la única ciudad del mundo antiguo, en donde se permitió a las mujeres, especialmente a las de la clase alta, ejercer la abogacía. Al respecto la historia consigna los nombres de tres grandes abogadas romanas: Amasia, Hortensia y Afrania, llamada también Calpurnia.

Esta última fue una mujer con tendencia a la promiscuidad, de espíritu vivo, que se excedió en su lenguaje, casi grotesco, y que no tuvo paz ni reposo con nadie. Su lengua y palabras eran el terror de los jueces y abogados de la época, lo que le valió que se dictara una ley suspendiéndola indefinidamente y prohibiendo a las mujeres ejercer la abogacía.

Es hasta la aparición de Las Siete Partidas de Alfonso el Sabio, cuando aparece en un texto por vez primera la definición de abogado en la lengua española y así tenemos: “Bozero es nome que razona por otro en Juycio, o el suyo mesmo, en demandando o en respondiendo. E así nome, porque con boze e con palabra usa de su oficio”.
 
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one